Soñé que volamos en el futuro 4:44

Todos, no solo yo.

Se había descubierto como y a más personas me encontraba cruzando los cielos , tratando de elevarse sobre los altos árboles y las líneas eléctricas.

 

Los trenes corrían por altas estructuras como pasos a desnivel y llegaban a estaciones como las de rem koolhaas.

Al llegar a la estación te recibían grandes pantallas que transmitían los últimos escándalos de los famosos , jóvenes deportistas apostadores, Yo mientras volaba me detenía a ver a una familia de osos mitad panda mitad koala, abrazados a los árboles.

 

Siempre me ha costado elevarme en mis sueños, como si cuando soy consciente de la dificultad de volar pierdo el impulso y la potencia. Quizá es mejor no ser consciente cuando llevas un ritmo y solo debes fluir sin pensar en nada.

 

La clave de la vida es fluir , fluir en un espiral áureo, vayas a donde vayas.

 

Un día todos vamos a volar. Lo haremos por que habremos entendido que era posible y ya nada nos detendrá.

 

Ese mundo se acerca. No será sueño por mucho tiempo.

 

Antes en mi sueños solo era yo el que volaba,  y poco a poco los demás comienzan a volar. Algún día todos volaremos. Primero con máquinas y después sin ellas.

 

Esta semana pensé que en el futuro las personas no tendrán voz por que no la necesitarán. Hablaremos con la mente y con el cuerpo. Pero no con señas sino con acciones. Por que nos habremos dado cuenta que las palabras no significan nada si no se usan, si no se convierten en movimientos físicos.

 

Entonces dejamos de usarlas. Llega primero una que decide no volver a hablar durante su vida. Decide que de ahora en adelante solo sus acciones marcarán su destino. Se comunicará a través señas y de ruidos como ronroneos de gatos y perros. Si los entendemos a ellos por que no habríamos de entendernos entre nosotros.

 

Cotaparedes