Casa Zaragoza, 2010

Fotografía: Abraham Cota Paredes

 

El motivo central de esta casa es el patio. Se buscó que todos los espacios giraran alrededor de el, para contagiarlos con su luz y sus ecos. Cuando se prende la fuente se genera un sonido de lluvia que recorre toda la casa. Hay mucha luz, uno se siente bien en esos espacios. La doble altura de la escalera provoca una rica relación entre la planta alta y la planta baja.