Casa Olguín, 2010

Fotografía: César Béjar

 

Un proyecto con la limitante de cumplir 135 metros cuadrados de construcción, y un terreno de casi el triple de tamaño.

La solución fue la de tratar de segmentar la distribución de los espacios de manera que la casa pareciera que crece apropiandose del terreno. 

 

El resultado es una pieza escalonada que parece emerger del terreno.