Aquella puerta que no ha sido abierta

I          miércoles   7 de diciembre

 

He visto tantas caras dibujadas sobre vasos empañados

he escuchado tanto ruido de sus voces y tan poco que he entendido

que ahora siento que no importa el tiempo, solo importa que lo tengo

quiero ser reconocido, mis labios han tratado de obtenerlo pero no lo han merecido

y esos hombres que estuvieron tan atentos y leídos

que mis risas y lamentos no retumban en el viento como yo hubiese querido

estos versos suenan tonto, lo sé

no son espejo de lo que ahora siento, de lo que merezco

más bien son lagrimas de niño arrepentido

ese niño que esta triste

y siempre espera su momento por  volver a ser oído.

He esperado por ella, soy paciente

mi corazón tranquilo respira profundo y saborea el mundo con un gran suspiro

hace tanto tiempo que no escribo

porque ya no siento el mismo vacío que llenaba mis lamentos

un gran libro de poesía infinita, que conmueva niños y alegre a viejos

pasajes divertidos llenos de magia y sonido

solo truenos retumbantes en el alma, solo digo

solo digo que quiero, y que sueño con envenenar ladrones y atrapar bandidos

que mis manos vuelen y revivan muertos y sueñen, sueñen.

 

Más allá del sol, llévame de la mano y pide perdón

Este no es tu lugar, solamente mi alma te puede aceptar

 Y lleva este corazón, al lugar de las sombras las nubes y el sol

 

II          jueves 8 de diciembre

 

Tengo miedo, penetro en mí mismo y consigo silenciarme

conozco el fondo oscuro y sigo cayendo

Todo es diferente, aquí viven los ausentes

¿Para qué sirve el sueño, si revive el día y oculta la muerte?

Somos solo amigos, el y yo, amigos de medio tiempo

Vecinos de un largo viaje, aquellos impostores de mediocridad temprana

que asemejan polvo y lumbre

callados todos  que se ha vuelto hombre

 

Colocaron mil estrellas dentro de esa bolsa negra

para ver cuánto tiempo aguanta el brillo en ser silencio

visitare el río si es que tengo tiempo

las muchas caras del adentro han cambiado tanto que ni yo mismo me encuentro

solo por preguntar mis caminos se han cruzado

¿Sera por eso que nunca encuentro el adecuado?

solo por preguntar no me atreví a traerte conmigo

pregunte sabiendo que no era la pregunta indicada

pregunte sabiendo que no era yo la respuesta indicada.

Pero mis sonrisas vuelan, brotan y envenenan

mis ojos atraviesan el polvo de tu odio

y mis largas zanjas que no dejan que nadie me siga.

He visto por tantas ventanas, el paisaje nunca el mismo

llevo cartas con sus fotos en mi mente que recuerdan mi pasado

solo para ti es que escribo, solo para ti es que vivo

y ahora que te tengo, ¿sigo vivo?

El fuego, el fuego solemne y bendito en situ

adecuado y honroso cual buen amigo.

 

Una vez más intento, he salido y vuelto

no he llenado tantos vasos para el cuerpo

este pensamiento solo es mío y  no es momento

no es momento de viajar hacia el olvido

si  a lo lejos hay marcadas luces entintadas de rocío

grandes árboles sin flores, pero con muchos colores

los colores de mi vida

vida mía hoy te digo

si me esperas no me tardo, vengo pronto y traigo amigos

este viento que hoy respiro, es el mismo de hace años

¿será que ha viajado hasta aquí conmigo?

o será que es tan humano que el también hoy siente frío

por eso esta hoy aquí conmigo, para rimar mi vida a través de mis pestañas

esas que ocultan pesadillas y traen tantas alegrías

conmigo la vida ha sido buena

y con tanto que me falta

sonará insensato y orgulloso, pero hoy el ave canta

mañana es absurdo, primero el sueño y la alabanza

sería raro que faltase, no dilata el que no cansa.

 

 

 

 

 

Me levanto de un golpe, despierto mil veces despierto

Soñé con muerte y la realidad del verso

Pero eso no fue suficiente, aquel frío aún se siente

Basta de siglos de llanto y cantos arrepentidos

conmueve el niño sonriente tanto como el desvalido

mis manos están heladas, este es el segundo tiempo

son las dos de la mañana y aquí todo  ese silencio suena más que un alarido

me provocas y lo sabes.

Ahora no me hablo a mí mismo, te hablo a ti que estás leyendo

te hablo a ti si estás sonriendo.

 

Mi personaje principal es un niño de 2 cabezas

una grande y otra chica, siempre al tanto de sus padres

por que intenta ser el bueno

 canta canta, llora y llora, muy contento

vuela todas las mañanas a los pueblos de Oaxaca

donde los colores brillan y las ciudades se hunden

vuela a veces a Michoacán, a Tinguindin, pero solo descansa

es ahí donde respiró el aire por primera vez

el nació en Sinaloa, donde respira demonios

y cada uno tiene hijos, y esos hijos tienen hijos por montones

es cierto que el calor es bueno

tanto que se habla del infierno

que en la tierra los calientes son los buenos

quiero ver esos colores, quiero encontrarlos

hacerlos míos y cosecharlos

como era de barragán el rosa

se hizo suyo de lo tuyo y de lo mío

 que grande que era

los grandes toman lo de todos

lo construyen y lo firman para ellos

y todos somos algarabía, cada uno en su momento

pero siempre llega, ese momento

las sonrisas no se ocultan tanto tiempo

caminar agachados viendo siempre el pavimento ,o con la vista en alto

tan alto que no vemos  corazones ni personas

- otra vez regresa el viento-

tan presente hoy aquí disfrutando de mis manos y mi cuerpo

¿por qué no estás tú? disfrutando de mis manos y mi cuerpo

Solo te vez, cansado y prepotente

desafías al mundo con tu espada, tan caliente y afilada ¡qué tema el mundo a este valiente!.

Somos aire, aire y colores

colores que llevamos dentro

desde el vientre de mi madre

tu y yo, somos carne caliente y amasada

somos granos de trigo tostado en el sol de Los Mochis

calientes manos y fríos  adentros, socavados por el tiempo, vuelve el viento

mis callados glaciares de poderosos ruidos incesantes como estorban a mis calvos enemigos

he aquí a tu mejor amigo ¿es humano, es vino?

he aquí a tus mejores cartas, son tristes, ya no cantan como antes lo hacían

trastabillan sus acordes encantados de dulces sabores y confirman mi esperanza en los

muertos escritores.

 

 

III       jueves 22 de diciembre

 

La respiración no ha sido la adecuada

mil corazones laten al mismo tiempo en una pequeña caja

y cada vez que se detienen revientan, suena y suena más potente

el tambor de sus pisadas adormece esta noche

teme más a la felicidad eterna que a una vida con tormentas

es capaz de ver al cielo y no jurar volver a hacerlo

es hermano del humilde, cazador del forajido

no es tampoco uno de ellos

es más bandido que amigo.

Siempre hay risas detrás del silencio

y detrás  de las risas hay más silencio

deja que fluya la esencia, es el vital alimento

-no es lo mismo, confundes vida con tiempo-

 

IV   martes 27 de diciembre

 

Es un museo estar con los ojos cerrados

 

Ha cambiado de pintura este salón

el altar puesto en mi entrada no tiene imagen ni cuerpo

un blanco que más gris que blanco es nada

solo el eco de un lienzo inacabado

esperando el cambio del viento

ese viento ha vagado por mi casa noche tras noche

irrumpiendo y encontrando nuevos caminos entre sus pasos

como el maestro noble que vigila desde lejos los andares del alumno

pero no lo hace, solo observa ausente desde lo alto de mi puerta

inmóvil inerte, casi muerto con ojos vivos.

Todos los ríos llevan piedras

todos los mares traen mierda

todos los reyes apestan

todos los niños pecan

somos el momento que no termina

somos y estamos para lastimar momentos

somos dulce y tequila, presas de sueños inacabados que nos aferramos a que continúen

la vida es corta y tan larga, puede ser infinita para los más felices

felices de hacer tanto mal a otros.

Quiero acabar con todo

que el todo venga y se quede con nada

solo así estaríamos a mano

pensando en que pronto una revancha vuelva a hacer cuentas de nuestras afrentas

y averigüemos que solo es parte y no es el todo, siempre estuvo por delante

nadie gana, solo hay lodo.

 

Ha cambiado tanto el mundo y esa es mi maravilla

esa es mi llave, y encontré dos candados debajo de mi almohada

acerté con uno y erré con otro, tan imberbe y osco

 

!Latente corazón detente! y piensa un poco

 

No hay más que ruido y llanto, no para el llanto y calma el rocío

atolondra, cubre y suelta todo encima mío, no  hay espacio solo odio

pero eso no es mío, lo encontré a mi paso, tropecé con campos de uvas tersas, suculentas

me llenaron de sueño, que por mucho tiempo respiré un aire que no era mío.

-¿hacia dónde lleva ese monte?, negro  seco y quieto-

en tinieblas la música de mi alma flota

encuentra un techo y se lo adueña

y corrí hasta que nadie pudo alcanzarme

para cuando estuve lejos nunca nadie me seguía

nunca nadie estuvo detrás pero hay muchos adelante

todos tintinean sus copas como señal de burla por haber llegado tarde

está a punto de volar ese sueño que me mantuvo despierto

está a punto de entrar en el descanso de otro.

 

V        jueves 12 de enero

 

Afanados los arboles a las hojas, penetrando en la tierra y otorgando asilo

los pájaros danzaron de un lado a otro, hondearon sus  alas y coquetearon con quedarse

se mecían en el viento como si la mano de dios los columpiara al ritmo de la pureza del mundo

la sombra estaba dentro y el carmín veía por fuera

 las montañas apenadas escondían sus caras en las nubes

y la hermosura del día penetraba en esa oscuridad que me llenaba.

Detrás de ti yo puedo ver, detrás de mi tú estás

mi corazón duerme, mi alma ha comenzado a desnudarse

porque la pasión y el orgullo tomaron diferentes sendas

el rico y el pobre celebraron su testarudo acuerdo  y jamás volverían a verse.

Arrancaste el badajo de mi garganta

y aplastaste el sol falso que brillaba desde adentro

no viste sino verdades, comiste de la miel de mi fracaso

y te encantaste con el olor a perfume de mentiras

sucumbiste a mí, pedazo de tierra pisada por lobos fastuosos y elegantes.

Reíste de la risa que te daba el verme

viviste por la vida que encontraste en mis adentros

lloraste por las lágrimas que me faltaron

tus ojos se hincharon tanto

que el calor de mi hierro no apagó el llanto de tus dedos

hablaste entre dientes tanto tiempo y yo permití el cegarme

siempre que fuera de ilusiones y vidas ajenas que se apagaban en la distancia

una imagen tan perfecta que rodeaba y tejía de calor mis inviernos

absorta de esperanza y magia , tanta inmensidad perpleja.

Acabados todos fuimos presas de la vida

que llena tanto que desborda el pensamiento penetrado

son luciérnagas de vidas que tocamos sin perdernos en el bosque

son llamas que se quedan danzando para siempre en el incendio que es la vida.

Mi orgullo fue tenerte, mi orgullo fue quererte

mas atrás de mi tu estás y no sé bien si puedas verme

llevaste el corazón en brazos  como bebe recién nacido

fuiste un venado en el bosque sentada en el regazo de tu asesino

diste lamidas sonriente al arma blanca que tocó tu frente

tus ojos enormes que rogaban por ternura

fueron grandes más no infinitos

siempre estuvo esa tormenta latente sobre tus espaldas suaves

mientras mas y mas rogabas

mas fuerte era el olor a muerte.

 

 

VI           viernes 13 de enero

 

Ya se siente el mundo como se llena desde el vacío que es tu sombra

va cayéndose a pedazos  infestándose demente

provocando lumbre y mas lumbre que piso como y trago.

 

¡Maldita sea, se traga a mis montañas!                                ¡ las nubes no dejan nada!

porque no respeta esa, que esta acostada, re muerta

quizá está pensando en tragarse todo hasta verme blanco

pero me conservo caliente y protegido

no dejaré que ese mar de espuma gris atrape mi sentimiento

dos respiros silenciados por mi pensamiento, y vuela y vuela más adentro.

 

-He tratado de pintarte una obra de momentos

he tratado de enseñarte el vano de una historia cuyo final voy escribiendo

voy recogiendo trocitos de futuros, recuerdos preciosos e intocables

amargos tragos que escupimos antes de saborearlos-

 

Brillo de cielo, brillo de nada

 

brillo de enero, brillo de casa

brillo de  cerros, brillo de Albania

brillo de leche, brillo de ratas

brillo de ella, brillo que mata

 

 

 

 

VII        miércoles    1 de febrero

 

Iba caminando un pequeño ratón por la hendidura de mi casa

cada pisada arañaba y conmovía el corazón viejo que moraba

y cada paso que este daba iba ganándose al viejo

pronto el ratón celoso huyo hambriento hacia otra casa

y el viejo corazón del viejo, no soportó la dejada.

Esta historia está acabando, esas tierras ya fueron cosechadas

los montones apilados de trigo ya no infestan los campos de mi alma

el humo de las chimeneas relatan los caldos que calientan

la jornada va cerrando, y todos cambian de ropas

uno a uno desfilando  confiados de haber dejado vida en esos prados

los bostezos surgen como ardillas de los arboles

caen a los pastos y huyen a esconderse

las parvadas van buscando donde refugiarse

los últimos rayos del dios sol brindan calor a nuestro sufrimiento

pero un día más va cerrando, mañana vendrán historias que jamás nadie ha vivido

hay manchas que no consiguen quitarse, mejor es tirar esa ropa a la basura

o  guardarla en la maleta por si un día nos hace falta.

Quizá hoy si fue un buen día, pensamiento que atrapa la maravilla

susurrantes las últimas voces poco se entienden

solo quiero que me toquen esas luces

solo quiero sentir el calor atravesando mis manos

quiero despertar y ver la luz de otro día

quiero casarme solo con esa luz

creo que estoy enamorado del calor del mañana

quiero seguirlo y ver hacia donde me lleva.

Acp